You are currently browsing the tag archive for the ‘Cultura’ tag.

Una entrevista con Michel Matos, director de Rotilla Festival.
.
Desde hace once años, en Cuba, a 60 km de Tropicana, hay otra fiesta —algunos dirán un Paraíso— bajo las estrellas… y bajo el sol, y bajo las estrellas y el sol nuevamente. Tres días de jolgorio ininterrumpido, en que la gente sucumbe al peso de horas brincando con house y techno, y sus cadáveres quedan sembrados en la arena como víctimas de un naufragio, a la espera de que los raperos más calientes exijan su resurrección con un “¡Puños arriba!”
Michel Matos,  fotograma del film Dancefloor caballeros (2006)
Esos tres días en que la música no para, miles de jóvenes conquistan una cabeza de playa, montan sus casas de campaña y cuidan el desembarco de una cultura aparentemente nueva y vanguardista. O quizás muy vieja, incluso primitiva,  tanto como las ganas del ser humano de sentirse libre, mandarlo todo lejos, y gozar.
La historia empezó en el verano de 1998, cuando Michel Matos y un grupo de amigos llegaron a Rotilla, una playita discreta al este de Ciudad de La Habana. Instalaron un sistema de audio a la sombra de los pinos y subieron el volumen a la música electrónica. Todo fluyó. No había un orden que seguir, solo buena energía e improvisación.
Al año siguiente repitieron. En cada nueva edición, se fue sumando público, seducido por el maratón que proponían los mejores DJs del patio. Cuando se dieron cuenta, ya tenían un festival, que al crecer se tuvo que mudar de escenario.
En agosto pasado, el Rotilla Festival congregó a unas 10 mil personas en Jibacoa, una preciosa playa del municipio habanero de Santa Cruz del Norte, para participar de una de las fiestas más experimentales, atractivas, y —sorprendemente— seguras de Cuba.
Sí, cuando empezamos era la anarquía total… en esa playita, con solo 150 o 200 personas —recuerda Michel—.   Bien distante de lo que hacemos ahora. Hoy quizás a alguien le parezca un locura, pero todo está mucho más organizado. Hay una estructura grupal, un respaldo económico y legal, y un programa artístico elaborado.

Michel Matos, coordinador de la promotora cultural independiente Matraka, encargada del Festival, vive en el Vedado. Las paredes de su casa retumban al pulso de una mixtura de techno y ritmos cubanos que las puertas no logran aprisionar.

Esa mezcla es de Joyvan —dice, refiriéndose a DJoy de Cuba, compañero en el empujón a la música electrónica—. Hay quien se pregunta si toda esta cultura que estamos promoviendo no es simple importación. Puede que no sea autóctona, pero ¿qué cosa es autóctona de aquí? Este país es transculturación.
================
DS: ¿Cómo es la dinámica de organizar el Festival?
MM: Este año trabajaron 120 personas en producción nada más, sin contar artistas, músicos… La verdad es que a todo el mundo le fascina poner de sí en el trabajo. Resulta muy gratificante generar sin que haya una fuerza superior que te pare, porque por regla general no lidiamos con censuras, y la gente siente que tiene la carretera abierta adelante. La mayor parte de los que trabajamos en el Festival no cobramos, pero uno termina satisfecho, realizado.  Y esa es una sensación que se va contagiando.
Rotilla ha ido cogiendo fuerza, sobre todo en los últimos años…
Sí. En 2004, con una gira de 2 meses que hicimos por toda Cuba, el Festival tomó un nombre fuerte. La gira la financió un grupo alemán a cambio de los derechos de un documental que hicieron sobre esa misma travesía. Se llama Dancefloor caballeros. Para nosotros estuvo perfecto, porque nos lanzó en Cuba y también fuera. Es una lástima que la película no se haya podido exhibir prácticamente en nuestro país.

José Bedia. Es inmenso, de igual a igual con Lam y Raúl Martínez.

José Bedia. Es inmenso, de igual a igual con Wifredo Lam y Raúl Martínez, en el 3er piso de Bellas Artes.

No he tenido tiempo de procesar demasiado lo visto hasta ahora, ni he recopilado sistemáticamente la información para reportarlo decentemente. Pero para los que están lejos, y que seguro quisieran darse un saltico hasta la Cabaña, voy a postear algunas de las fotos que he ido tomando allí, en el Museo Nacional de Bellas Artes, el Centro Wifredo Lam, el Taller Experimental de la Gráfica y Galería Habana.

La documentación de un performance muy sugerente. Con el artista caminando en "cámara lenta" en medio de un primero de mayo, creo...

La documentación de un performance muy sugerente, el primer día de Estado de Excepción. Con el artista caminando en "cámara lenta" en medio de un primero de mayo, creo...

No estuve en el Centro Wifredo Lam para el ya célebre performance interactivode Tania Bruguera (véalo en YouTube). La idea me parece magnífica, al igual que muchas de las obras que se han expuesto en Galería Habana, donde ha estado ubicado el trabajo de la cátedra que organiza: “Arte de Conducta”. Incluso compré algún souvenir de la cátedra (que por cierto, no estaba barato como hubiera querido… un sellito de pasador a 1 CUC) y conocí personalmente a Tania.

Cuando ya me estaba alegrando de que no mordieran el anzuelo al realizar una declaración oficial sobre cómo Yoani aprovechó la tribuna para exponer sus ideas, hoy mis esperanzas se rompieron. Pero no es para tanto. La Bienal ha sido un espacio sumamente laxo de libertad de expresión. Y las obras de la cátedra “Arte de Conducta” han sido uno de los mejores ejemplos de ello. Y no solo ese performance en el Lam, sino todos los días previos y siguientes en la galería de la calle Línea.

Lee el resto de esta entrada »

ciudad-en-rojo

Ciudad en rojo, estrenada en el 50 aniversario del ICAIC

No puedo hacer una crítica cabal de Ciudad en rojo, estrenada ayer en el Karl Marx en una velada dedicada al 50 aniversario del ICAIC. Quisiera ver varias veces la película —basada en Bertillón 166, la novela de  José Soler Puig— antes de valorarla desde un punto de vista dramático o estético, antes de atreverme a señalar algunas líneas en el guión que pudieran conferir mayor profundidad a los personajes o marcar esa sensación de inevitabilidad que fundamenta las tragedias. Pero apunto algo: la gente merece llorar con estas cosas. Un filme como este venía pintado para ello, para despertar grandes emociones. Pero no vi a nadie llorando. Lo comenté a la salida del teatro con Lolito (voces.cu),  que seguramente escribirá pronto sus impresiones.

La insurrección de Santiago de Cuba, el terror tremendo que se respiró durante 1957 y 1958, nunca podrá ser comprendida a cabalidad por los que no lo vivimos. Y por eso mismo, para reconstruir el estado excepcional de aquellos meses, además de esmerarse en la dirección de actores, de conseguir un guión sólido, de pulir la banda sonora, etc., hace falta dar un paso más allá. Me parece que Ciudad en rojo no lo consigue claramente. Realizar una película  coral, sin un personaje principal que nuclee la mayor parte de la acción, es siempre un riesgo, y desde mi punto de vista, en esta ocasión conspira contra el logro de esa conexión sentimental con los héroes.

"¡Cese el asesinato de nuestros hijos!", exigen las madres santiagueras

"¡Cese el asesinato de nuestros hijos!", exigen las madres santiagueras

Mención aparte merece el diseño de los créditos finales. Me explico: Ciudad en rojo termina con escenas de brutalidad ciega, de asesinatos y ajusticiamientos, de una violencia que golpea. Y molesta ese “cierra el telón  y aparece X Alfonso”, con sus rappers alrededor de la estética de solar que queda bien en sus video clips pero que no tiene nada que ver con la atmósfera de la película. Fue una solución desacertada.

Una buena entrevista concedida por la realizadora Rebeca Chávez puede encontrarse en:

http://www.cubadebate.cu/index.php?tpl=design/especiales.tpl.html&newsid_obj_id=14555

garaicoa1

Carlos Garaicoa. Un minuto oriental en la música occidental. Instalación (detalle). Garaicoa expondrá en el programa colateral de la X Bienal, a partir del jueves 26 en el Museo Nacional de Bellas Artes. http://www.museonacional.cult.cu

Tomado de http://www.bienalhabana.cult.cu

La Décima Bienal de La Habana tendrá lugar durante los meses de marzo y abril de 2009, coincidiendo con los veinticinco años de su fundación. Esta es una circunstancia propicia para estimular la reflexión sobre su propia historia, específicamente sobre aquellos presupuestos que sirvieron de base para convocar a creadores de América Latina y el Caribe, Asia, África y el Medio Oriente, en un clima genuino de acercamiento entre nosotros y respecto al resto de la comunidad internacional.
Desde 1984 hemos dirigido nuestra atención hacia los artistas del Sur cuyas obras representan preocupaciones y conflictos comunes de nuestras regiones, muchas veces de alcance universal. En este sentido han devenido temáticas de particular interés las tensiones existentes entre tradición y contemporaneidad, el desafío a los procesos históricos de colonización, las relaciones entre arte y sociedad, el individuo y su memoria, la comunicación humana ante el desarrollo tecnológico y las dinámicas de la cultura urbana, sin distinción entre las múltiples manifestaciones de la visualidad que operan en la cultura como sistema. Lee el resto de esta entrada »

dscn0352-wince

Teatro Fausto, en pleno Prado habanero, desbordado de público. Viernes 27 de febrero, 9 pm.
El concierto lo organiza la Agencia Cuba de Rap. Obsesión, el Adversario, Ogguere y otros.

Voy a ver el hip hop cubano, que ojalá lograra hoy apretar tanto como cuando sesionaban los festivales de Alamar. Cuánta falta hace. Voy a observar.

Lee el resto de esta entrada »

La revista Dédalo, de la Asociación Hermanos Saíz, prepara una encuesta a varios creadores e investigadores jóvenes. Mi amiga Haydée Arango, jefa de redacción, me incluyó entre los invitados a expresar una opinión sobre el escenario cultural y político de hoy. Dédalo no tiene web propia, pero la AHS sí. Visítenla, al igual que Esquife, una revista digital que a uno lo sorprende…ya verán.
http://www.ahs.cu
http://www.esquife.cult.cu
En lo que sale la revista, podemos ir debatiendo por aquí.
Lee el resto de esta entrada »

No por recurrente la discusión debe dejarnos de convidar. Ya se han ido apagando los clamores de la  “guerrita de los correos” y habrá que luchar para que los criterios pronunciados en el VII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) sean resueltos en hechos. Los medios de comunicación y especialmente la TV, como siempre, se mantienen a golpe con perseverancia en el foco de la discusión. Ello no escapó de la atención del panel que con el objetivo de discutir la política cultural vigente convocó a estudiantes, profesores y trabajadores de la UH este martes en horas de la tarde en el Aula magna de la Universidad.

Abel Prieto, ministro de Cultura, Miguel Barnet, presidente de la UNEAC, Graziella Pogolotti y Elmo Hernández (Fundación Ludwig de Cuba) condujeron el diálogo, verdaderamente, sin calenturas, aunque sin caer en la trampa de un agobiante recuento histórico. Provocado por la pregunta de un joven profesor de Biología, el ministro de Cultura manifestó su preocupación (y esperanzas) porque actualicemos con urgencia y seriedad la credibilidad de nuestra prensa. Lee el resto de esta entrada »

Con unas ganas de contemplar mucho más grande que nuestros ojos, La Habana y todos los que nos consideramos sus invitados hemos gozado durante más de 30 años la oportunidad de atiborrar los cines en estos tan ágiles días de diciembre, los días del Festival de Cine. Esta semana basta asomarse al Vedado para comprobar con cuánto fervor el más variado público se consagra, entre las 10 am y la medianoche, al desarrollo del principal renglón exportable de la Isla: el saber y la cultura de sus trabajadores. Pero la cultura, como tantas cosas en la vida, tiene un precio. Y en no pocas ocasiones, es el precio de no entender ni pio.

El asunto ha sido tomado en broma, por ese derrotero de choteo que parece consustancial a nuestra idiosincrasia. “Se acabó como una película rusa…” reza la más criollas de las recriminaciones al cine, inspirada en los finales abiertos, inopinados, absurdamente trágicos que el choteo encontraba en la filmografía de la Unión Soviética. Y resulta lógico que así fuera. Aquella era una sensibilidad diferente que enriquecía al espectador, pero que por esa misma causa difícilmente podría asumirse a cabalidad por un público masivo.

Lee el resto de esta entrada »

Cualquier crítica o análisis sobre el periodismo cubano, amén de las posiciones ideológicas de quien la realice, debe reparar en una cuestión basal. Gran parte de los medios nacionales, y con especial énfasis los de mayor “impacto” por su supuesto público, parecen referirse a otro país. El caso resulta, ciertamente, un muy anómalo ejemplo de sinflictivización de la sociedad. Lo obvio es que tal fenómeno se conecta con el mantenimiento de la hegemonía a lo interior del país-plaza sitiada. No obstante esta circunstancia presenta consecuencias para el periodismo en específico y la cultura cubana en general. Desmenuzar eso en profundidad llevaría incontables páginas. Apunto aquí solamente algunas ideas de forma muy sintética, prácticamente coloquial… Lee el resto de esta entrada »

Un viejo repartía unos sueltos a la entrada de mi trabajo, en la Universidad. Yo iba apurado y pasé rápido por su lado. Cogí el papel sin pensar, como si fuera la promoción de un concierto. No fue hasta un buen rato después, ya de regreso a mi casa, cuando pude comenzar a leer el texto que me había entregado.

Confieso que presentaba una mezcolanza de cosas que me intrigó al instante: física elemental con citas de Reflexiones de Fidel, ensartadas por metáforas provenientes de la evolución del género humano: la evolución a la posición bípeda y el “equilibrio vacilante” que ello entraña. Lee el resto de esta entrada »

Archivos

RSS La Habana en todas partes (también en Bonn, Alemania)

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 7 seguidores