Su nombre es Conrado Hernández y durante 10 años fue director en La Habana de una sociedad encargada de promover los nexos comerciales de empresas vascas con Cuba. Bajo la influencia de la estrecha relación que lo unía con Lage, que se remonta a sus años estudiantiles, Cuba se convirtió en el tercer destino de las inversiones de esa autonomía española en América Latina.

Hernández, ciudadano cubano, fue arrestado dos semanas atrás cuando se disponía a tomar un avión con destino al País Vasco. Días después se anunció la destitución del secretario del comité ejecutivo Consejo de Ministros Carlos Lage Dávila. Los nexos entre ellos se consideran de íntima confianza. El depuesto Fernando Remírez de Estenoz, responsable de relaciones internacionales del CC-PCC, compartía el círculo de amistades.

Quizás la conexión del empresario con la “indignidad” de Lage sea fruto de especulaciones, pero la coincidencia resulta demasiado sospechosa. Falta por discernir cuál fue la papa que pudrió el saco…

La noticia puede leerse en

http://www.kaosenlared.net/noticia/85727/autoridades-cubanas-investigan-delegado-gobierno-vasco-cuba-intimo-ami

y en

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Detenido/representante/Gobierno/vasco/elpepuint/20090308elpepiint_1/Tes

.

Anuncios